Separarse o no separarse – esta es la pregunta!

 

Una amiga me preguntaba estos días si la veía feliz. Novio, trabajo estable, salud, viajes, juventud…lo tiene todo. En realidad lo que deseaba preguntar era: me separo o no me separo de mi novio. El chaval es buena persona (pero es un huevo sin sal), en la cama regular (pero quien no se aburre de la posición del misionero?), tiene carrera (pero hay veces que parece tonto y hay que explicarle las cosas como a un niño), lo quiero (pero no me hace feliz!). Ahí está el problema. El amor no siempre nos hace felices porque la felicidad es algo que tenemos adentro y no depende de cosas del exterior. Pero el amor sí que nos puede hacer infelices.

Cuando nos preguntamos si sería mejor dejarlo ya hay algo que va mal. Y lo que estaría bien hacer es precisamente eso: dejarlo. Y ¿por qué no lo hacemos?

Por miedo: a sentirnos mal, a quedarnos solos, a ser infelices (es decir más infelices de lo que ya estamos) pero…La infelicidad de momento es la oportunidad para volver a ser felices. La vida es corta y no vale la pena conformarse a vivir en una relación que no nos aporta nada nuevo, nada interesante. Cuanto más tardamos en tomar la decisión, más tiempo perdemos. Tiempo de felicidad. En realidad, lo que todo el mundo quiere es ser feliz.

¿Por qué conformarse a tomar agua del grifo cuando podemos beber directamente del manantial?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s