Ser sincero no es decir todo lo que se piensa, sino no decir nunca lo contrario de lo que se piensa.

 

Imagen

 

Una de las cosas que más aprecio en este mundo (y que muy pocas veces encuentro en estado puro) es la sinceridad.  La aprecio muchísimo y agradezco recibirla de mis amigos, de mis familiares y de todas esas personas especiales para mí.

A lo largo de los años me he dado cuenta de que la franqueza genera confianza, que es esencial para el mantenimiento de las relaciones sociales en general y  también establece la esencia de la relación, lo que permite que una persona confíe en que lo que otra persona le dice es la verdad.

Pero, lo más importante de todo, la honradez tiene que ver con el respeto y la valoración de la dignidad del otro ser humano.

Desgraciadamente muy pocas veces encontramos personas sinceras. Preferimos mentir ya sea porque no sabemos cómo decir las cosas, porque no queremos herir a los demás o porque tenemos miedo de perderlos.

Por lo tanto, lo más común es ver amigos que no se atreven nunca a decir lo que de verdad piensan y novios o hasta maridos que prefieren callar que reconocer que hay cosas que les molesta de su pareja.

Ser sincero no significa criticar ni tampoco ofrecer a los amigos, conocidos o familiares, consejos no deseados. Pero siempre está bien decir la verdad y si por ejemplo, estáis preocupados acerca de algún aspecto de la vida de alguien, vuestro deber es hablar.

Obviamente es importante saber cómo decir las cosas. Porque lo que queremos es que la otra persona vea las cosas de nuestra perspectiva pero no deseamos que se moleste, se enfade o se sienta mal por ello.

No le tengáis miedo a la sinceridad e intentad cambiar la manera en la que os relacionáis con los demás. Decir la verdad es una virtud, siempre y cuando las palabras escogidas no hieren, no destruyen  sueños, no marcan negativamente destinos. 

Todos somos iguales. Todos tenemos nuestros defectos y nuestras fortalezas y todos queremos ser entendidos y aceptados tal y como somos.

El mundo sería un lugar mucho mejor si pudiéramos recordar esto y simplemente ser sinceros en cada momento.

 

Foto: http://webcultura.ro/

Anuncios

5 pensamientos en “Ser sincero no es decir todo lo que se piensa, sino no decir nunca lo contrario de lo que se piensa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s