¡Vemos la paja en el ojo ajeno y no la viga que tenemos en el propio!

 

tell tales

Soy mujer y soy consciente de que  ni una de nosotras es perfecta pero hay ciertas cosas que hacemos (casi) todas y que simplemente no soporto.  Una de estas cosas es criticar a otras mujeres. Y de la peor forma posible.

¿Sabéis a lo que me refiero, verdad? En la oficina, a la más bonita todas las mujeres le encuentran defectos: el pelo es demasiado largo, el color o el corte no le quedan bien, la falda que lleva es muy ajustada, se le ven los senos porque la camiseta es muy transparente, su actitud es la típica de una mujer fácil o es bonita pero tonta.  También le encontramos “peros” a Jlo, Shakira o Scarlet Johansson porque tienen dinero para hacerse cirugías y utilizan las mejores marcas de maquillaje, tienen estilistas personales pero seguramente por la mañana se ven horribles. Además deben de ser muy creídas.

¿Creo que los hombres estarán de acuerdo conmigo que una mujer que siempre critica el físico, la manera de vestir o las costumbres de otras mujeres, sean ellas vecinas, amigas, conocida, o actrices, modelos, no resulta muy atractiva.  Sinceramente os digo que si fuera hombre, me alejaría de cualquier mujer que tuviera esta costumbre. Y eso sin importar su belleza.

Si una mujer sale con un hombre que tiene mucho dinero es puta, con perdón. Igual pasa si la mujer viste ropa de marca siempre, si el esposo tiene unos cuantos años más que ella o si ella tiene varias parejas a lo largo de los años, etc.

¿Por qué nos odiamos tanto las unas a las otras? ¿Por qué nos comparamos constantemente? Siempre deseamos ser las mejores en todo, queremos tener a cualquier hombre, nos gusta ser su centro de atención en todo momento pero lo que no entendemos es que eso es simplemente imposible.

Creo que una de las cosas más importantes es parar un momento y pensar antes de criticar a otra mujer. Entender el motivo por el que estamos haciendo eso.

¿Lo estamos haciendo para ayudar o porque nos sentimos inseguras? La mujer más peligrosa de este mundo es la infeliz. La insegura. La que tiene una baja autoestima y necesita criticar para sentirse mejor.

Entended que, criticando no se gana nada, además…criticar a los demás dice mucho no sobre la persona criticada sino sobre los que están criticando.

Foto: http://whoism3.wordpress.com/

Anuncios

11 pensamientos en “¡Vemos la paja en el ojo ajeno y no la viga que tenemos en el propio!

  1. La respuesta la tienes en el tono general de tu blog. Verás, creo que siempre te olvidas de la cuestión de la herencia genética a través de los siglos. Voy a explicarlo con un ejemplo sencillo.
    Las mujeres sois las flores de una pradera y los hombres los insectos que os han de polinizar (toma cursilería). Los insectos y bichos que somos acudiremos a aquellas flores que nos resulten más llamativas ignorando a las demás. Todo lo que los hombres podemos hacer es competir con otros hombres por la mejor flor, pero no lo hacemos, pues sabemos de antemano que las flores mejores se dejarán polinizar por los insectos mejor adaptados (o dotados). Así que establecemos una escala de valores de a qué tipo de flores podemos optar o no. De ahí que los hombres no nos odiemos entre nosotros (aparte de milenios de caza y guerra que nos han hecho aprender el valor de seguir a los mejores y apoyarnos entre nosotros para sobrevivir, pero esto es otra cuestión) y sólo compitamos si estamos a la par en las preferencias de una misma mujer. En cambio vosotras, las flores, debéis destacar sobre las demás, ser mejores, exclusivas y si las flores pudieran hablar, seguramente se criticarían entre sí y odiarían a aquella que tiene más insectos revoloteando. Sirva este comentario también como respuesta a al tuyo de mi última entrada, y de porque creo que hay mujeres que no son para mí.

  2. Cuanto planteas, se satisface en el párrafo final, certeramente. Es muy fea y mala costumbre, o vicio directamente, sea quien sea que tal realice. Indica competencia, al fondo, desprecio o envidieja… Si tal esta se ofrece, es algo llamado a ser superado (al menos como tónica aplicable a un colectivo). Mi abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s