Si luchas – puedes perder. Si no luchas – ya has perdido!

ryan-gosling-600x450

Antes, los hombres eran el sexo fuerte. Tenían que trabajar duro (muchas veces tenían un trabajo físico, agotador) y todo eso para mantener una familia.  La realidad ha cambiado bastante y hoy en día ellos son mucho más sensibles de lo que se pensaría. Su ego es sorprendentemente frágil.

Han empezado a preocuparse demasiado por su cuerpo: si son demasiado altos, demasiados bajos, demasiado delgados, sin músculos, sin esto, sin lo otro. Y todos parecen tener un niño asustado adentro, que sale cada vez que están a punto de ligar con alguna mujer guapa. Y lo que la mujer percibe es una gran inseguridad. El miedo de perder. Y eso no es atractivo.

Yo la verdad, no os entiendo: vosotros, los hombres, siempre decís que os encantan los retos, la competencia, pero cuando se trata de una mujer las cosas cambian bastante. En esa situación, lo que queréis es ganar la guerra pero sin tener que luchar. Y eso es imposible.

Os escondéis detrás de mil excusas: que es la sociedad o la herencia genética de la que habla David en uno de sus comentarios. Esa es la salida fácil. El camino hacia la infelicidad. Si pensáis que no lo podéis hacer, es más que obvio que no lo haréis.

Y os voy a decir una cosa: no existe tal cosa como la felicidad total, ni la belleza perfecta, ni  la mujer demasiado hermosa, inteligente o atractiva, ni la flor más dulce.

Podéis tener cualquier mujer, cualquier flor por más dulce y atractiva que sea PERO para que eso pase hace falta un poco (vale, un poco más) de CONFIANZA.

Seguramente ya lo sabéis pero os lo voy a confirmar: Nosotras, la mujeres maduras, no buscamos la perfección en un hombre, ni física ni intelectual, no queremos al mejor adaptado sino al que tiene confianza en sí mismo, al que conoce sus debilidades y las utiliza a su favor, al que muestra sus fortalezas pero no las exagera.

Eso es lo que nos gusta, eso es lo buscamos en un hombre. La confianza. No la arrogancia, no la superioridad, no el machismo. Las mujeres sólo amamos a los hombres verdaderamente seguros. No perfectos. Seguros.

Ahora, podéis pensar que no sois lo suficientemente adaptados para conquistar una mujer bonita y podéis continuar con vuestra vida como hasta ahora, considerando a las mujeres diosas que no se pueden conquistar O podéis empezar a vernos a todas como tierras que pueden ser vuestras.  

Recordad que solamente tenemos una vida y no vale la pena dejar que la inseguridad esconda toda esa belleza que tenéis adentro.  

 

Foto: http://www.people.com/people/article/0,,20760321,00.html

 

Anuncios

11 pensamientos en “Si luchas – puedes perder. Si no luchas – ya has perdido!

  1. Como yo a ti ayer, me has inspirado una, tal vez dos entradas. No son una contestación. Empieza a resultarme apetecible que tú y yo intercambiemos opiniones en persona alguna vez. Si te parezco demasiado sensible podemos hacerlo por Skype o adelanto similar, pero creo que soy lo bastante fuerte para un encuentro en vivo.

  2. Se puede, al vivir la vida, afrontar la sustancia pretendida, amoldarse o intentar otro tipo de campo en que destacar lo necesario. El mundo ha cambiado, la fuerza muscular y arrojo ya no sirve… Parecemos estar en tiempos, en los de la inteligencia aplicada: ideales para ellas, de desplazamiento de lo pasado. Gana la mujer esa corriente y férula; el hombre trata de adaptarse y mira al valor complacer el arte de la galería. Complacer por ensualismo es gastarse por nada; termina por no gustar a nadie. A ver si resumo: toda exceso, es irrealy estúpido. El hombre deseado es el mimoso y complaciente, es el “tableta” que a lo sumo funciona para el músculo deportivo, el buen pasar a la moda y el sueño que entiende despierta en la mujer Ese hombre no puede, en efeto, dar esa suerte de confianza y de seguridad. La sociedad es insegura y no sé, si asustada de ella misma, juega con lo onírico cerrado.Yo observo, y espero a ver qué ocurre, pues que todo es cambio y puro cambio en continuidad.
    Mi buen saludo y abrazo, Ema. Buen día.

    • Hola Al. Puede que tengas razón y la sociedad sea verdaderamente insegura y asustada. Es triste hasta pensarlo.
      Un saludo y muchas gracias por haber compartido con nosotros tu opinión.
      Feliz domingo!

      • Pensaría ,déjame…Ema, que no es tan triste, porque lo natural en su orden interesa medirlo bien. Nacer a la vida, y naturalmente vivirla, es el suceso de la pura cabriola, de lo neto imprevisto y, por lo general, una inseguridad en manos de mil imponderables; de ahí el natural miedo del viviente y la necesaria valentía, que es el estado normal de virtud para vivir con bien y a lo llano. La seguridad es la gran batalla y, a veces excesiva, del individuo y de las sociedades de siempre. Hoy parace excesiva y con daño para casi todos.
        Pero, no dejan (los míos) de ser pensamientos al hilo de tus escritos: como ves, funcionan, hacen pensar. Son buena cosa.Se agradecen. Paz para todos. Un buen abrazo, de domingo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s