La paciencia en un momento de ira evitará cien días de dolor

polki2i6ckwmqb

Sabemos pedir perdón. Y lo hacemos. Muchas veces nos preguntamos cómo fuimos capaces de sacar semejantes palabras por la boca. Nos da vergüenza.  Casi siempre, después de una discusión con una persona a la que le tenemos cariño, pedimos perdón por todas las cosas que dijimos y que supuestamente salieron sin intención. Sentimientos, emociones, opiniones que ahora, obviamente negamos rotundamente.

He escuchado muchas veces. “Perdón, no quería decir eso, en realidad no pienso lo que dije, fue un momento de locura, nada de eso es cierto, etc.”

Es una buena excusa – la ira-.  Que yo nunca me creo, a decir verdad. Las personas, en general cuando no están enojadas tienden a reprimir lo que realmente piensan o sienten. Aunque se trate de tu pareja o de tu mejor amigo puedes estar seguro de que hay cosas que odia de ti pero no tiene el valor de decírtelo a la cara.

Yo no suelo pedir perdón por las cosas que digo cuando estoy enojada. De hecho, no recuerdo haberlo hecho jamás.

Y no es que sea vanidosa (aunque puede ser que también) pero considero que si digo algo, al estar enojada con alguien, no es una mentira. En todo caso, pido perdón por haber exagerado las cosas (que sí suele pasar cuando me cabreo mucho) pero nunca por decir las cosas que dije.

Porque no creo que la ira nos haga decir cosas que no pensamos para nada. Siempre hay un poco de verdad en cada palabra.

Porque todos tenemos ciertas ideas de lo que es y no es socialmente aceptable o apropiado decir a alguien. A veces nos mentimos y decimos que una comida sabe bien cuando no es así, o decimos que alguien se ve hermoso cuando no lo pensamos en realidad, o decimos que lo pasamos muy bien con alguien cuando no es esa la verdad. Cuando estamos enojados, esas ideas se tiran por la ventana y nos decimos cosas malvadas. Son cosas que probablemente sentimos que son verdad, por lo menos en ese momento.

Sí. Sería ideal no enojarse nunca. Y aunque eso sea imposible siempre viene bien recordar las palabras de Mark Twain: “El enojo es un ácido que hace más daño al recipiente que lo contiene que a cualquier cosa donde es derramado”.

Foto: http://name5things.blogspot.com.es/2010_09_01_archive.html

 

Anuncios

4 pensamientos en “La paciencia en un momento de ira evitará cien días de dolor

  1. Yo trabajo mi ira como HULK… en serio llevo mas de un año sin enojarme…..peroooo para eso, deje en el camino un monton de cosas que me estorbaban 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s