¡La pareja diez!

227922_1016571290182_9080_n

Por desgracia, la vida no viene con señales que nos dejen saber cuál es el camino que tenemos que escoger para alcanzar la felicidad y cuál es el camino que nos llevará a la miseria, por lo que estamos atrapados en nuestra existencia y no nos queda otra opción que tomar las decisiones que a nosotros nos parezcan correctas. A veces elegimos bien. A veces no lo hacemos. A veces tenemos posibilidades de cambiar las decisiones equivocadas que hemos hecho. A veces, por desgracia, no tenemos esta oportunidad.

Escoger una persona, entre mil o millones otras para transformarla en nuestra pareja, en el ser humano con el que compartiremos los siguientes 40 o 50 años es realmente abrumador.

Claro, todos sabemos más o menos lo que queremos y esperamos de una pareja y hacemos listas de cualidades que deseamos encontrar y defectos que se pueden o no aceptar.

El problema es que muchas veces pedimos demasiado. ¿Que nos lo merecemos? Está claro. Pero qué pasa si los años van volando y en nuestro entorno no encontramos a la persona que tenga todas las características que siempre habíamos soñado?

Desde mi punto de vista si queremos aumentar las posibilidades de encontrar pareja para una relación duradera, satisfactoria y feliz,  lo mejor es centrarnos en tres cualidades que creemos que son más importantes para nosotros porque cuanto más aumentamos nuestras demandas, más disminuyen las posibilidades de encontrar a la persona adecuada.   

¿Por qué tres y no cinco? Pueden ser cuatro o seis, la idea es centrarnos en las características que pensamos que nuestra pareja debería tener, cualidades sin las cuales, la relación no funcionaria.

Y es que elegir una pareja que sea amable, agradable, cariñosa y sincera es mucho más importante que un físico 10 porque el físico inevitablemente cambia pero la personalidad no (y con 60 años, el físico ya no te importará pero te tocará vivir con tu pareja otros 20 o 30 años y créeme que vas a desear haberla escogido por su bondad y su manera tan agradable de ser y de tratar a los demás y no por su físico, sus pasatiempos, su familia o su dinero).

Escoger la pareja es, probablemente una de las decisiones más importantes y más difíciles que tendremos que hacer durante la vida. Lo sensato sería hacer una lista con unas pocas características y buscar una persona que se adapte más o menos.

Claro, encontrar a alguien a quien le guste correr por los bosques como a ti, dormir desnudo o escalar montañas, sería la cosa más fantástica del mundo…pero luego, creo que preferirías una persona que te ame de verdad, que acepte vuestras diferencias, que esté a tu lado y te abrace cuando lo necesites. ¡Que sea tuya! Aunque eso signifique entender que tu pareja prefiere dormir en pijama de algodón…    

Foto: Josep Rosas Creu

Anuncios

6 pensamientos en “¡La pareja diez!

  1. no es tan difícil, solo tienes que estar alerta…por las noches debes doblegar esfuerzos y quizá lo veas en su ventana o cuando sale a correr en las cercanías de un parque, los humanos somos animales de costumbres, esa es la realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s