El mundo XL!

stock-footage-man-and-woman-sleep-in-bed-under-white-blanket-at-room-with-lamps-on-each-side

No sé si os habéis dado cuenta de una cosa…cada día nos importa más el tamaño y no la calidad: preferimos comprar raciones grandes de comida barata en vez de raciones pequeñas de comida sana, compramos el tamaño xl de refrescos y productos de belleza, perfumes.  Preferimos los coches grandes.

Está claro que todo lo que es grande atrae – y mucho. De hecho  cuanto más grande, mejor! Aunque…Es difícil dejar de pensar si más grande es realmente mejor para todo.

Y si hablamos de tamaños en el sexo –  ¿pensáis que las cosas son parecidas y que ellos prefieren ver senos grandes y ellas un paquete impresionante?

Obviamente todo depende de gustos. Ya sabéis que “no es bello lo que es bello sino lo que nos gusta” por lo que hay hombres que prefieren los senos pequeños, otro medianos y otros grandes. Con las mujeres la situación es parecida, la mayoría de nosotras (creo que) preferimos un tamaño mediano, ni muy grande pero tampoco pequeño.

El problema es que por culpa del mundo en el que vivimos, por culpa de lo que la sociedad nos enseña y de los valores que se han puesta de moda,  llegamos al extremo no solamente de esconder nuestro cuerpo sino de hacer lo imposible para engañar a los demás utilizando ropa inteligente y mostrando tamaños que no son los reales.

Sí, me refiero al sujetador que promete (y muchas veces lo cumple) aumentar el tamaño del pecho de la mujer pero también me refiero a la ropa masculina que aumenta el tamaño del pene (sí, sí, existe).

No entiendo como llegamos a este extremo. ¿De verdad el tamaño nos importa tanto? De verdad no podemos aceptarnos tal y como somos? No podemos o no queremos entender que nuestros cuerpos no son perfectos;  los seres humanos somos imperfectos y eso difícilmente cambiará alguna vez (aunque nunca se sabe).

Solamente me puedo imaginar la cara de asombro de un hombre o una mujer al enterarse (en un momento de intimidad) de que todo lo que habían conocido hasta ese momento no es real sino una ilusión.

No quiero que me malinterpretéis, no digo que está mal utilizar este tipo de ropa.  Cada uno tiene el derecho de llevar la vida que le plazca y de ponerse la ropa que le haga sentir cómodo o confiado.

Pienso solamente que es mejor cuando uno se muestra tal y como es, cuando es autentico, cuando no intenta engañar a los demás.

Porque la mentira no aumenta la nariz (ni otras partes del cuerpo) solo disminuye la confianza.

Foto: http://www.shutterstock.com/video/clip-2081435-stock-footage-father-and-mother-with-their-kids-lay-in-bed-under-blanket-and-move-bootless-feet-closeup-view.html

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s