¿Estás seguro?

reasons_why_guys_are_scared_of_pinterest_06

Hay hombres que llegan a un punto de su vida en el que deciden que ya es momento de cambiar a su pareja con otra: más joven, más hermosa, con mejor trabajo, más sociable, más divertida. Mejor desde todos los puntos de vista. Lo hacen porque están aburridos o porque sienten que se merecen otra cosa, porque pasan por una crisis de la mediana edad y con ellos también su relación.

Olvidan que esa mujer que ahora parece un estorbo, una piedra molesta en el camino de su felicidad, fue una vez aquel ser maravilloso, que querían tener a su lado para siempre y habrían hecho cualquier cosa para conquistarla.

Obviamente cuando una pareja se separa, los dos sienten un dolor más o menos igual. Pero…Dicen que las mujeres sufren enseguida (lo hacen por un tiempo determinado, una semana, un mes) y luego se recuperan, en cambio los hombres los disfrutan mucho en el comienzo pero luego empiezan a lamentarlo.

Algunos son muy confiados, creen en el atractivo del dinero y al principio, piensan que es fácil conquistar a una mujer.

Lo que se dan cuenta demasiado tarde es que se pueden conquistar muchas mujeres pero es casi imposible reconquistar a la misma que se fue.

Porque en el momento en el que una mujer se siente rechazada y está convencida de que es momento de irse, ella tiene claro que ese hombre ya lo le puede proporcionar lo que necesita para crecer como persona y como pareja de alguien. Ese es un hombre que solamente le haría sufrir.

No creo que una relación debería ser rutina y falta de amor pero la crisis de los 30, 40 o 50  no son una excusa para matar lo que se queda de una unión entre dos personas que antes se adoraban.

Porque reconquistar a una mujer no es nada fácil…de hecho es mucho más fácil no dejarla ir.

Foto: http://www.madten.com/

Anuncios

13 pensamientos en “¿Estás seguro?

  1. Aquí hay muchos puntos a tocar, mucha tela de donde cortar también, a lo que entiendo por la imagen, la recuperación en la mujer después de una ruptura es mas lenta pero eficaz, siendo lo contrario en el varón, creo que ambos sufren la perdida pero la manifiestan diferente….
    otro punto que tocas es el abandono de la mujer que ha sido la compañera por años, en verdad se podría decir mucho pero solo la pareja involucrada sabe a ciencia cierta que los llevo a tomar tal decisión, ahhhhhh como dije un tema con mucha tela que cortar!!
    Un saludo con cariño!

    • Sí, son temas que dan mucho, muchísimo para hablar…lo más importante es que nos hagan pensar, reflexionar en estos temas para no cometer demasiados errores…
      Abrazos!

  2. Creo que si solo lo intentan una vez con toda el alma, valdrá la pena, bien sea que resulte, bien sea que no, pero se deben dar una última oportunidad, una oportunidad bien dada…tenemos la capacidad de amar, es verdad tal vez exista un amor eterno, pero antes de seguir el camino debemos realmente intentar hacer las cosas bien y podemos amar más cuando hay tiempo y recuerdos, conocimiento de la pareja, cuando hay mucho material para hacerlo al menos la última vez apuntando a que funcione, todos debemos de tratar de hacer lo mejor con nosotros pero también con los demás, mucho más si están a nuestro lado…

      • Siempre valdrá la pena Emma, así uno deje de lado tantas cosas que quisiera para uno, debe primar el bien y lo justo, siempre debemos luchar por tratar de hacer las cosas bien, nunca es tarde…además la misma vida de forma perfecta encajara nuestros buenos actos a futuro, bien sea dándonos lo que esperamos o lo que no esperamos, pero siempre lo que merecemos de forma natural por nuestras formas obrar, mas cuando sacrificamos nuestros propios intereses por el bienestar de los demás, en especial por el ser amado…

  3. Buena entrada. Aún así, demasiadas generalizaciones para mi gusto. Hay que ser muy estúpido para dejar una relación en la que te va bien por mero aburrimiento o por una crisis de la mediana edad. Supongo que habrá gente que lo haga, pero sinceramente no me parece lo que más abunda.

    En cuanto a la recuperación del hombre y de la mujer, depende de muchos factores además del sexo. Del tipo de relación, del papel que jugaba cada uno en ella, etc.

    Un saludo.

  4. Hola H.EMA. ¿Qué tal corazón?
    Esos hombres a los que te refieres no son y nuca serán hombres porque tratan a una mujer como un objeto, por lo tanto es normal que reciban lo que dan. Un hombre puede considerarse hombre cuando en todos los aspectos de su vida hace de esta, una forma de existencia cuyo primer proyecto es el respeto hacia todos los seres por los que está rodeado, ya sea amado o no, pues sabe que todo forma parte del conjunto que necesita para precisamente ser y saber ser un hombre. Todo lo que aparte será indicativo de su debilidad y que yo sepa, nosotras queremos hombres de verdad, no pusilánimes, caprichosos y egocéntricos. Un beso y me ha encantado la entrada. Gracias por exponer estos temas. Gracias por recordar que queremos, que valoramos y con qué tipo de personas estamos dispuestos a comprometernos. Muy acertada de nuevo.
    Por cierto espero no haber dicho nada que no fuera de tu gusto en el último comentario de tu anterior entrada. “No hay peor ciego que el que no quiere ver!!!”
    …Porque yo estoy segura de lo que quiero y de lo que espero. Confio en que tu tambien. Ningun ser que te trate como a un objeto puede llamarse hombre.

    • No, cariño, me encantan tus comentarios y puedes expresar tu opinión libremente. A mí no es que me gusten o no las opiniones, mensajes o comentarios de los demás sino que estoy o no de acuerdo con ellos. Muchas veces aprendo un montón porque me proporcionan otro punto de vista así que puedes decir todo lo que quieras. Tienes mucha razón. Las personas no somos objetos, somos almas y no deberíamos permitir que alguien nos trate como objetos. Un abrazo, guapa!

  5. Partida y azones competentes, sin duda. Son puntos de vista que me ponen gran simpatía y comparto en lo posible, aún en mi condición de hombre, que no puedo evitar… Pero el hombre debe atender a responsabilidad: una gran y recia virtud. Ya es gran argumento contra los caprichos en todo, con el respeto profundo a la mujer.
    Sobre el título: estoy seguro de estar inseguro en demasiadas cosas; la seguridad es mal método intelectivo. Tengo mi racimo de seguridades (no obstante, claro)
    Ema, mi abrazo cordial,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s