¿Por qué sufren las personas buenas?

DSC08910

Uno de estos días un amigo me decía que ser bueno en esta vida no es ninguna garantía de ser feliz.

Yo misma me he encontrado en momentos críticos de mi vida (aunque he de reconocer que nunca sin salida), momentos desesperados en los que todo parecía derrumbarse a mi alrededor y cada intento para salir era una derrota más.

De hecho, no estoy viviendo en un mundo de color rosa estos días.

Y es que…yo siempre intento hacer (bien) lo que me corresponde en cada momento pero es difícil autoanalizarse de manera objetiva así que seguramente hacia y hago también muchas cosas mal.

Está claro que el no tener trabajo pero sí comida, no tener pareja sentimental pero sí familia o amigos es mil veces mejor que tener trabajo, pareja, dinero pero no salud. Es decir soy consciente de que siempre hay situaciones peores.

¡Pero…Adivinad que!!! Saber eso… no ayuda sufrir menos. Son situaciones que no se pueden comparar. Y sufres igual.

Pero me di cuenta de una cosa. Preguntándome siempre lo mismo: – ¿por qué me pasan a mi estás cosas si yo soy una buena persona que siempre ayuda a los demás?, ¿por qué todo está siempre en mi contra?, ¿por qué mi vida es una lucha continua para obtener cosas que otros tienen a su alcance y ni siquiera lo valoran (y creedme, muchas veces todo era una lucha de gladiadores: conseguir trabajo, amor, amigos o familia) – no me iba a servir de mucho.

Supongo que da igual “el porque” de las cosas. Lo más importante es darse cuenta de “como” utilizar lo que ya se tiene (preparar limonada si solamente tienes limones), como encontrar el equilibrio, como entender cuál es la lección que se ha de aprender, como ser agradecido con lo que se tiene y como atraer cosas mejores.

Yo no sé porque pasan cosas malas a las buenas personas. Ni siquiera sé porque me pasan a mí. Pero tengo claro que saber el motivo no me serviría de mucho.

Lo que sirve, lo que de verdad ayuda, es saber cómo salir de esa situación difícil.

Anuncios

22 pensamientos en “¿Por qué sufren las personas buenas?

  1. Difícil responder a esa pregunta . En una ocasión me dijo un cura que dios le manda el sufrimiento a las buenas personas porque tienen capacidad para soportar el sufrimiento y yo le conteste , dios no tiene ni idea lo que dice. Cuanto más buena es una persona más mazazos reciben , recibimos . Si yo te contará .

    Un abrazo 🙂 .

    • Yo no creo en dios, no en un Dios todopoderoso al que hay que rezar y que manda sufrimiento y/o cosas buenas…Así que…Me deja bastante fría lo que los curas me tienen que decir…

  2. Creo que hasta eso de que ser bueno no es garantía de ser feliz es una manipulación total que han metido a nuestra mente, es verdad que somos tal vez mas sensibles y por ejemplo en mi caso he sufrido y he llorado amarga y profundamente pero algo también puedo asegurar y es que yo también he sido muy muy feliz, es más, soy más feliz que cualquier persona a diario porque he pasado el umbral…ese que nos hace vivir más plenamente el amor…he pasado ese umbral en donde mi mente ha aprendido poco a poco amar…y esa ha sido mi garantía para ser feliz día a día sin importar lo que no tengo, importando siempre todo lo que tengo y sobre todo saber que valoro como realmente debe ser y amo todo lo que la vida me ha dado…porque cuando aprendes a amar en mente también, esto crea una sensibilidad que te permite disfrutar de todo lo bueno e ignorar lo malo (aunque lo malo a veces se cole en los pensamientos y nos hagan sufrir, esto puede ser intenso pero no dura mucho), esa sensibilidad que provoca el verdadero amor hace que valores desde el más pequeño detalle como ver el sol del amanecer, como respirar…como la vida de los seres amados…y te pegues de eso y seas realmente feliz, viviendo a plenitud lo que la vida te da…Un abrazo amiga y no dejemos que esos frases creadas por este sistema nos influencien para dejar de ser personas buenas en todo el sentido de la palabra o luchar por serlo día a día de la mejor manera.

    • Sí, ser bueno no es ninguna garantía de ser feliz pero no por eso tenemos que ser malvados. Hay que hacer las cosas bien, hay que buscar siempre las soluciones y dejarse llevar. Me alegro mucho de que hayas aprendido a amar y a ser feliz con lo que tienes. eres especial. Yo todavía estoy en ello…y reconozco que hay días que me deprimo un montón. Pero bueno…la vida es así…Besos, guapi!

  3. Primero debemos creer en verdad que nos merecemos lo mejor, entre ello salud y aunque ahora tal vez no la tengas, hazlo y veras que llegara a ti…debemos amar y agradecer todo…créeme que todos hemos sufrido, nadie imagina el dolor del otro, pero te juro que siempre habrá quien sufra mas o quien sufra menos y sé que hay gente que ha logrado ser feliz…Un abrazote amiga

      • Dímelo a mi, que asumiré tal vez tener que esperar toda la vida, pero aun así Soy feliz y solo deseo que los demás también lo sean aprendiendo a amar de verdad, sobre todo las personas que más amo, no sabes … la vida me ha quitado por mucho tiempo lo que más he amado, inclusive me ha quitado tal vez para siempre lo que he amado, me ha quitado muchas cosas hermosas que tal vez me he merecido o tal vez aun no era el momento porque no me lo merecía, lo cierto es que también tengo cosas hermosas y doy gracias tener el sentimiento que da el amor para valorar desde lo más pequeño hasta lo más grande que me puedan brindar, Un Feliz día!

      • Si mi Emma, el agradecimiento debe sentirse para que sea mas real y verdadero y esto hace que sientas mas alegría, felicidad y que por supuesto atraigas mas cosas hermosas a tu vida. Por favor inténtalo, interioriza mas tu agradecimiento, siéntelo… vas a ver que te va bien amiga, Un abrazoteeeeeee inmensoooo!!

      • Pues lo intentaré…sé que muchas veces parezco la experta escribiendo sobre estas cosas pero estoy apenas aprendiendo de vosotros, de mi experiencia… Y me falta recorrer mucho pero lo más importante es proponérselo. El éxito llegará, tarde o temprano llegará.

      • Siii y te lo deseo con todo el corazón no te canses de buscarte…claro que llegará y mas si lo mereces cuando luchas por ser una buena persona, una lucha que muchos pierden en el camino a causa de todas las dificultades…

  4. Esto es una putada. a ver quien sabe contestar mis preguntas: lo hago bien todo y soy buena persona como tu pero aun así no tengo trabajo, no tengo amigos solamente algunos cuantos, pocos, mi familia no me apoya, mi novio no me ama y me quiere dejar, se ha muerto mi perro, no tengo dinero. Dime tu donde esta la leccion que tengo que aprender? Basicamente a mis 37 años no tengo nada, ni piso, ni familia, ni dinero, ni trabajo, ni amor, nada. Tengo salud, sí y qué gano con eso si no puedo disfrutar nada? No puedo salir sin dinero, no puedo moverme, nada de lo que hago me ayuda. entonces’ Que alguien me dihga que es esta mierda. De que va todo, que no se yo, donde me equivoco? Que alguien me lo diga y lo hare diferente. Entonces?

  5. Es importante solo el hecho de preguntarte, de intentar tener una respuesta. El universo funciona dentro unas leyes que nosotros nunca entenderemos, sin embargo existe la creencia que todo es un todo y que como es arriba, también es abajo y como es fuera es dentro. Estoy seguro que desde que tienes uso de razón has visto en tu vida tremendas injusticias, unas son más evidentes que otras. Si te fijas en la naturaleza animal existe un grado de crueldad tremendo dictado así por la propia naturaleza con el fin de que exista un equilibrio. Cuando veo a una pantera dar caza a un cervatillo joven no dejo de experimentar dolor por esas imágenes. Cuando veo lo que un tsunami es capaz de arrasar cuando llega a la costa me parece injusto o catastrófico. Sin embargo forma parte de un ciclo natural de la naturaleza y yo lo estoy valorando como cruel, como injusto. ¿Donde nacen los valores que mentalmente te sugieren lo que está bien y lo que está mal?
    Si lo analizas, está en la posibilidad que tienes de valorar y juzgar una situación y la manera en que has llegado a sentir si es bueno o malo. Resultan paradójicas tus reflexiones porque mientras escribes dejas caer sin querer la respuesta y ha pasado desapercibida para ti. Es decir tienes la respuesta, la conoces y sin embargo hay algo que no te deja verla.
    Sin duda hay personas que valoran muchísimo lo que tienen y no necesitan más y otras que aun teniendo aun desean tener más. Todo lo que nos rodea forma parte de lo que necesitamos tener en nuestra vida y lo que no tenemos también, pues son motivaciones y nos enseñan a luchar para perseguir nuestros objetivos y quien debe elegir en qué forma queremos que lleguen, somos nosotros con nuestra actitud.
    Tú te consideras buena persona y estoy seguro de que lo eres, pero cuando te valoras así es porque antes has reconocido el mal cuando lo has visto, o sencillamente cuando ves en alguien algo que sabes serias incapaz de hacer. Preguntarte porque deben sucedernos las peores o mejores cosas es entrar de forma directa en las comparaciones que tú haces mientras observas y entonces te ubicas en un lado de la balanza. Generalmente en el que te sientes bien y en el que te consideras acorde y justa para tu percepción de las cosas.
    Pero dime es justo o bueno que muera un cervatillo y que aun agonizando le estén despedazando? Forma parte del planeta en el que vivimos y vivimos gracias a lo que este mismo nos enseña mientras forma parte de todo un universo donde todo es prefecto aunque nosotros así no lo consideremos. Todo es necesario, conocer la sed para disfrutar y valorar los ríos, conocer que existe la muerte sencillamente para saber valorar la vida. Todo tiene su razón y su porque y si dejamos de mirarnos a nosotros mismos como víctimas de no tener lo que queremos, veremos que formamos parte de algo inmenso y que está por encima del bien y del mal porque es su manera natural de manifestarse ante nuestros ojos.
    Si lo tuviéramos todo, si no sintiéramos necesidad de nada, ni te preguntarías, ni desearías, ni te importaría nada. Todo carecería de valor ante tus ojos. Las propias células de nuestro cuerpo mueren y nacen otras nuevas. Cuando aceptas que lo que tienes. Lo que vives forma parte de esa normalidad, de esa naturalidad sin entrar en comparaciones te haces una misma con el entorno en el que vives y entenderás que una enfermedad o la falta de salud puede resultar vital a la hora de valorar lo que de verdad importa y lo que es mejor hacerte utilizar esas herramientas que están a tu alcance para cambiar algo. No se si me he explicado bien Ema. De nuevo te recuerdo que mi intención es hacerte llegar mi precepción sobre las cosas porque antes me sucedió lo mismo que a ti e intento hacerte ver que es normal que nos preguntemos y observemos pues en esa percepción se encuentra nuestro camino y la forma o la fórmula para llegar a ver lo que no vemos.
    Mereces una respuesta a tu gran reflexión, yo no las tengo todas, ni mucho menos, sin embargo te invito a ver desde fuera, como si te alejaras, viéndote desde un satélite y cuando cambias de perspectiva las cosas tienen un sentido diferente. Yo no puedo, ni debo decirte la forma en la que tienes que verlas, pero al igual que sabes identificas en ti lo que te gusta y lo que no, lo que consideras bueno o malo, desde una nueva panorámica empezaras a ubicarte al lado de la balanza que consideres posee la verdad de tu existencia. Como siempre te pido disculpas por extenderme, pero necesitaba todo este conjunto de palabras para intentar calmar tu desasosiego respecto a tus inquietudes y solo espero haber conseguido al menos y como tú has hecho conmigo hacerte pensar. Con toda mi mejor intención, con todo mi cariño, con la atención que mereces y que considero que es algo que a mi me gustaría que hicieran conmigo. Te dejo esta parábola para que leas algo que quizás te ayude a responder las preguntas que surgen en el despertar de cada uno. Igual que cuando despiertas te preguntas que hora es. Un beso Ema.

    LA HISTORIA DE LA TAZA Y EL ALFARERO

    Una pareja solía viajar a Inglaterra y comprar en una hermosa tienda de antigüedades. Este viaje celebraba su 25 aniversario de bodas. A ambos les gustaban las antigüedades y los objetos de arcilla, en especial las tazas de té. Notando una taza excepcional, preguntaron: ¿Pudiéramos ver esa? Nunca hemos visto una tan hermosa.

    Mientras que la señora se las pasaba, de repente la taza de té habló: Ustedes no entienden, dijo. “No siempre fui una taza de té. Hubo un tiempo en que solo era un pedazo de arcilla roja. Mi maestro me tomó y me amasó, me golpeó y me dio palmaditas, una y otra vez, hasta que grité: ¡No hagas eso. No me gusta! Déjame en paz”. Pero él tan solo se sonrió y suavemente me dijo: “¡Todavía no!”

    “Entonces, ¡WHAM! Fui colocada en una rueda giratoria y de repente comencé a dar vueltas y vueltas y vueltas. ¡Detente! ¡Me estoy mareando! ¡Me voy a enfermar!” Pero el maestro tan solo asintió y dijo quedamente: ‘Todavía no’. Mi siguió dando vueltas y me hizo agujeros y me dobló y volvió a doblarme a su gusto y entonces… ¡me puso en el horno! Nunca había sentido tanto calor. Grité y golpeé la puerta con fuerza. ¡Ayúdenme! ¡Sáquenme de aquí! Podía verlo a través de la apertura y podía leer sus labios mientras meneaba su cabeza. “Todavía no”.

    “Cuando pensaba que no podría soportar otro minuto, se abrió la puerta. Cuidadosamente me sacó y me puso en la mesa y comencé a enfriarme. ¡Oh, eso se sentía tan bien! Esto está mucho mejor de lo que pensé. Pero, tras de enfriarme, me tomó y me pasó la brocha pintándome por todos lados. Los vapores eran horribles. Pensé que me iba a ahogar. “¡Oh, por favor, détente, détente!” grité. Él sólo movió su cabeza y dijo: “Todavía no”.

    “Entonces, de repente, me puso nuevamente en el horno. Sólo que no fue como la primera vez. Esta vez estuvo el doble de caliente y simplemente supe que me iba a sofocar. Rogué, grité, lloré. Estaba convencida de que nunca lo lograría. Estaba lista a rendirme. Justo entonces se abrió la puerta y me sacó de nuevo y me puso en la mesa en donde me enfrié y esperé… y esperé, preguntándome qué era lo próximos que me iba a hacer. Una hora más tarde, me pasó un espejo. Me dijo: “Mírate”. Y lo hice.

    Dije: “Esa no soy yo; no puedo ser yo. Es hermosa. ¡Soy hermosa!” Suavemente habló: “Quiero que recuerdes. Sé que dolió ser golpeada y rodada, pero si te hubiera dejado sola, te hubieras secado. Sé que te mareaste al dar vueltas en la rueda, pero si lo hubiera detenido, te habrías derrumbado. Sé que te dolió cuando estabas caliente e incómoda en el horno, pero si no te hubiese puesto allí, te hubieras rajado. Sé que los vapores eran malos cuando terminé de pintarte y te puse allí, pero si no lo hubiese hecho, nunca te hubieses endurecido. No hubieras tenido color alguno en tu vida. Si no te hubiera puesto por segunda vez en el horno, no hubieras sobrevivido mucho porque tu dureza no habría durado. ¡Ahora eres un producto terminado! Ahora eres lo que tenía en mente cuando comencé contigo”.

    Moraleja: La vida sabe lo que está haciendo (en cada uno de nosotros). Es el alfarero y nosotros somos Su arcilla. Él nos moldea y nos hace, nos expone a suficientes presiones del tipo adecuado para que podamos convertirnos en la pieza de arte perfecta que cumpla Su voluntad buena, agradable y perfecta.

    Así que, cuando la vida parezca difícil, y estamos siendo golpeados y empujados casi al borde de nuestra capacidad para resistir; cuando nuestro mundo parece estar girando sin control; cuando nos sentimos en el horno de la prueba; cuando la vida parece “heder”, intente esto: hágase una taza de su té favorito en su tacita más bonita, siéntese y piense en esta historia y, entonces, ¡tenga una conversación con el Alfarero!

    • Sí, me lo dicen mucho. Muchísimo. Eso de tener la respuesta pero ser incapaz de verla. Pues no la veo y eso es frustrante. No la veo y pierdo tiempo.
      La historia que me dejaste me gusta pero es lo mismo de siempre. Sufrir, sufrir para disfrutar al final, un poco – y eso en el mejor de los casos. Y no sé yo si la vida de verdad sabe lo que está haciendo. Es como si intentara hacer una obra de arte pero sin tener un plan concreto: en ocasiones puede resultar algo realmente bonito y casi perfecto; pero la mayoría de las veces el material queda todo gastado de tantos intentos sin éxito, arrugado e imperfecto. Feo y cansado. Si yo el trabajo de mis sueños o el amor de mi vida los encuentro con 80 años, dime tú, de que me sirve que sean perfectos – hermosos, únicos – los podré disfrutar? Quizá un 5% de lo que haría con 40 o 50 años…

      • entonces tu lo dices. ..hazlo ahora, se tu misma, sueña y desea, pero sin dejar de observar y de observarte porque en las pequeñas cosas y aquellas que pasan por tu vida y le prestas poca o ninguna atención contienen lo que quieres y tu tienes el poder de hacerlo salir al mundo material. Un beso y no pierdas la esperanza en ti misma, cambia tu y cambiara todo a tu alrededor.

      • “Cambia tú y cambiará todo a tu alrededor”…mira que es extraño pero, no es la primera vez que me ofrecen este consejo. Si no me equivoco fue Dami la que me sugirió cambiar. ¿Sabes que pasa? Que muchas veces no veo que es lo que hay que cambiar (ajajaja, es extraño, yo no veo muchas cosas obvias – será momento de cambiar mis gafas? O…es ya hora de pensar en LASIK?). Fuera broma, es un buen consejo. Muchas gracias!

  6. Las crisis son oportunidades para ayudarnos a evolucionar…claro que en el momento de vivirlas nos resulta difícil verlo, pero con el paso del tiempo somos capaces de reconocer aquello que aprendimos. El mundo que vivimos es el que contribuimos a crear, así que arriba el ánimo que hay una maestra en tu interior para guiarte y mostrarte el camino.

    Un abrazo desde Argentina.

    • Muchas gracias. Bueno sí, eso dicen, que los problemas nos ayudan a evolucionar pero me fastidia pensar que hay que evolucionar tanto…no me gustaría ser perfecta tampoco, sabes lo que quiero decir? Abrazos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s