¡Tú debes ser el primero!

images

Está claro que no hay nada mejor en este mundo que sentirse acompañado, amado, protegido y apoyado por la familia y los amigos. Pero, como ya lo he dicho en varias ocasiones, para recibir hay que ofrecer y esta regla se aplica aun más cuando estamos hablando del amor.

Hay que empezar ofreciendo amor. A nosotros mismos en primer lugar. A nuestro cuerpo y a nuestra mente.

Nos quejamos siempre: de que no somos lo suficientemente delgados, inteligentes, deportistas, de que no podemos aprender una cosa u otra. Expresamos siempre lo mucho que odiamos ciertas cosas de nosotros: odio no poder hacer esto, odio no saber lo otro, odio mis piernas o mi pecho, etc.

Pero ¿cuándo amamos algo, cuándo recordamos decir: amo mi capacidad de adaptación, amo mi pelo suave, amo mi piel sin imperfecciones o mi habilidad para hacer mil cosas a la vez?

Como puede una persona esperar que los demás la quieran si ella misma no se ama, no se ofrece amor y comprensión?

Empezad a amaros de verdad y de mostrarlo tal y como lo hacéis con los demás seres que están en vuestras vidas.

Enviad amor a vuestro cuerpo, sed compasivos y comprensivos acerca de vuestra falta de progreso en un área determinada y recordad siempre que nadie es perfecto y que todos somos increíbles en nuestra manera de ser.

Porque si nosotros nos amamos los demás también lo harán…

Foto: http://www.expresssuccess.net/

Anuncios

5 pensamientos en “¡Tú debes ser el primero!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s