¿Olvidar? No. Prefiero vivirlo!

stock-footage-young-woman-in-vintage-dress-running-through-yellow-field-touching-flowers-hd

Muchas personas sienten la necesidad de ofrecer consejos y el favorito de todos parece ser: con el tiempo olvidarás – a esta persona, lo que te ha hecho, esta experiencia, las lágrimas, la tristeza.

Pues, desde mi punto de vista, no hay que olvidar nada. No creo que la vida se trate de olvidar.

Yo tengo claro que no quiero olvidar nada. No deseo sacar de mi mente absolutamente nada: ni lo bueno, los recuerdos maravillosos, las experiencias y el crecimiento o  los regalos ni las lecciones, el amor o las nuevas conexiones. No quiero olvidar el cariño y las sonrisas pero tampoco la pérdida, el dolor o las lágrimas.

Está claro que sufrir no es la mejor experiencia del mundo pero hay momentos en los que toca sufrir.

Lo normal cuando algo malo pasa, cuando perdemos a alguien, es precisamente eso – sufrir. Y aprender algo de esa situación.

Una pérdida de cualquier tipo es una parte importante de nuestra historia personal. Porque estás experiencias nos forman, nos moldean, nos obligan a mirar en lo más profundo de nuestro ser para conocernos mejor y para encontrar toda esa fortaleza que todos tenemos. Y eso nos ayuda crecer.

Cuando algo bueno pasa queremos disfrutar el máximo tiempo posible. Cuando pasa algo malo – obviamente que la situación cambia pero no creo que la solución sea correr lo más rápido para olvidar todo lo ocurrido.

Muchas veces ayuda infinitamente más quedarse en el dolor: experimentarlo, sentir todos esos sentimientos porque con ellos también viene el crecimiento. Viene el  amor y la alegría.

La vida significa partes buenas y malas. El amor significa subidas y bajadas.

¿Por qué todos ofrecen el mismo consejo? ¿Por qué hay que olvidar lo antes posible? ¿Por qué hay que salir corriendo cuando la vida muestra su lado más oscuro? ¿No es mejor vivirlo todo?

Foto: http://www.shutterstock.com/

Anuncios

10 pensamientos en “¿Olvidar? No. Prefiero vivirlo!

  1. En la película Hanna y sus hermanas, el personaje interpretado por Woody Allen, llega a una conclusión similar a la que tu planteas. No sé si la has visto, pero si no, ya tardas.

  2. yo solo diría sobretodo en las experiencias menos positivas no se trataría de olvidarlas( ya que en todas las experiencias sean positivas o negativas forman parte de nuestro aprendizaje ) que no nos condicionen el presente y nonos dejen recorrer nuestro camino con la claridad necesaria y poder tomar las decisiones correctas un saludo tony

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s