¡Verdaderas bendiciones!

DSC03713

La mayoría de las personas que nos rodean todos los días – nuestros seres queridos, los amigos, los colegas, los vecinos, etc. – tienen defectos. Nosotros mismos estamos llenos de defectos. Pero está claro que cuando se trata de los demás hay cosas en su comportamiento, la apariencia y la forma de pensar que queremos cambiar.
Nuestra pareja es demasiado tímida. O habla de manera exagerada. Es muy ambiciosa o no lo es suficiente.
Nadie es perfecto. Pero que una persona sea diferente de lo que nos gustaría a nosotros no significa que esa persona necesita cambiar.
Desde mi punto de vista deberíamos sacarnos de la cabeza la idea de que a los demás hay que cambiarlos. No se puede cambiar a las otras personas. No se puede hacer eso por ellos. Así que más vale ni siquiera intentarlo. La gente sólo cambia cuando quiere, ni un segundo antes.
A parte…quien dice que los que tienen que cambiar son ellos y no nosotros mismos? Cambiar siempre cuesta y obviamente que es más sencillo y fácil intentar que los demás lo hagan. ¿Pero no sería mejor aceptarlos tal y como son? Con partes buenas y malas? Y simplemente disfrutar su compañía dando las gracias por tenerlos en nuestras vidas. Cada persona que hace parte de nuestro universo es una bendición muy grande y eso hay que valorarlo y tenerlo presente.
Siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s