Todo el mundo quiere ser diamante, pero muy pocos están dispuestos a ser pulidos

DSCN0711

Todo el mundo quiere ser excepcional, todos deseamos destacar y ser recordados.  Pero para ser excepcional hay que conocerse, aceptarse y  amarse plenamente.

Y es que la capacidad de amar a los demás proviene del amor que uno es capaz de darse a sí mismo porque “no se puede servir de una jarra vacía”. Todo empieza y acaba con el amor que somos capaces de ofrecernos a nosotros mismos. La gente verdaderamente excepcional mantiene una sana relación consigo misma donde se permite cometer errores y aprender sin juzgarse; de igual manera  practica la auto-gentileza y el perdón aunque sea difícil.

El amor es la emoción suprema que nos permite esos momentos de micro-conexión que hacen que la vida valga la pena vivir.

Anuncios

3 pensamientos en “Todo el mundo quiere ser diamante, pero muy pocos están dispuestos a ser pulidos

  1. Pingback: LUZ EN AGORA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s