“El que se guarda un elogio, se queda con algo ajeno”

DSCN2130

Desgraciadamente cada vez hay menos comunicación y más frialdad afectiva; hay tan pocas demostraciones de cariño, y un aumento de crítica negativa. Somos más intolerantes, agresivos, introvertidos, e incluso desconfiados.
A veces me parece que hay muy pocas frases amables de unos para los otros. Las pensamos, pero no las expresamos. Nos cuesta soltar una palabra de admiración o reconocimiento. Y sin embargo que pronto decimos lo que no nos gusta.

Es tan difícil encontrar personas que de verdad se fijan en los demás, que saben apreciar las cualidades no solamente criticar los defectos.

¿Por qué no intentamos elogiar una buena actitud, la ética, el talento o la belleza de nuestros amigos y familiares?

Todos somos uno y vivimos en una sociedad en la que nos necesitamos unos a otros y es imposible permanecer aislados de los demás. El reconocimiento por parte de nuestros semejantes de nuestras cualidades es lo que nos motiva y ayuda en la vida a crecer y madurar como personas.

Elogiar a alguien es tan sencillo y es gratis pero la verdad es que puede hacer una diferencia enorme en la vida de una persona.

Cuanto más intentas controlar algo, más te controla a ti. Libérate y deja que las cosas sigan su curso natural. No fuerces la vida.

controlll

La vida es algo que desgraciadamente no podemos controlar, por más que nos esforcemos. Para ser felices, la única opción es vivir lo que nos toca, aceptarlo, buscando la parte buena, y dejar de intentar que pase lo que no pasa (pero nosotros deseamos que suceda), de ser quien no se es, de buscar lo que no se encuentra. En definitiva, poner la atención en el pájaro que tenemos en la mano, alimentarlo y darle cariño, porque los otros cien no son reales.

Las palabras pueden levantar tempestades, pueden ser suaves caricias para el alma, o pueden ser un arma tan letal que pueden llegar a matar a una persona…

 

18033824_1664444966913620_5798102592397155636_nIntento ayudar siempre con mis palabras. Es extraño pero todo el mundo es inseguro a cierto punto, todo el mundo necesita ser aprobado, ser amado y ser elogiado. Una palabra bonita en el momento adecuado puedo hacer milagros.

Creo sinceramiento que si puedieramos mirar en el alma de una persona y entender los desafios a los que cada uno de nosotros se enfrenta a diario, nos tratariamos los unos a los otros con más gentileza, paciencia, tolerancia y cuidado…