La felicidad no significa tener todo lo que quieres, sino querer todo lo que tienes…

DSC04986

“Felicidad” es una palabra que intenta describir algo que no entendemos por completo. Nos inventamos la palabra pero no la definición. Cada uno la imaginamos de manera diferente. ¿No es extraño como soñamos con tener algo que ni siquiera sabemos si existe? Y si existe… ¿Cómo es? ¿Qué color tiene? Tiene sabor? Es casera o…la puedo comprar?

Todos pensamos que si existe debe de ser cara y también  muy complicado de obtener y de guardar. Algunos la buscamos en el mundo exterior (un cuerpo, un objeto son muchas veces sinónimos de felicidad porque producen esa sensación de placer, de alegría, que es personal, emocional y subjetiva) y algunos pocos despiertan y la comienzan a buscar en su interior porque la definen como una sensación de plenitud, el significado de la vida, en definitiva, una cuestión de alma.

¿La felicidad…si existe…depende de las circunstancias externas, de las cosas materiales; o nuestras propias actitudes, decisiones y acciones determinan nuestro sentido de la felicidad?

Claro, muchas veces pensamos que nuestra felicidad depende de nuestra herencia o la predilección genética, del comportamiento de otras personas, de nuestras condiciones físicas y financieras etc.

Es por eso que, cada vez que logramos satisfacer alguna necesidad o deseo nos sentimos felices: cuando compramos algo que deseamos, cuando amamos a una persona y somos correspondidos, cuando obtenemos algo sin esfuerzo. Pero también es cierto que esta felicidad, o mejor dicho, esos momentos de alegría intensa, se queda con nosotros durante un tiempo muy corto. Y luego la perdemos. No es una felicidad duradera.

¿Por qué pasa eso? Porque éstas son cosas externas, y la felicidad es un asunto interior. Todo lo que es externo no está en nuestro control así que podemos  hacer muy poco o nada en absoluto, para cambiar la situación.

Tenemos, en cambio, un control total sobre la manera en la que vemos e interpretamos el medio en el que vivimos, las situaciones que nos toca experimentar. Tenemos control sobre nuestra vida y sobre nuestra felicidad.

No voy a decir que es sencillo alcanzarla. Pero tampoco es imposible. Es un camino largo y difícil porque es complicado cambiar la manera en la que estamos acostumbrados a ver el mundo y a interpretar la realidad.

Pero hay que intentarlo porque, (y supongo que esta vez no tengo que aseguraros de  que)…. vale muchísimo la pena.

Anuncios

16 pensamientos en “La felicidad no significa tener todo lo que quieres, sino querer todo lo que tienes…

  1. A VECES LO PEOR QUE PODEMOS HACER ES DEFINIR ALGUNAS COSAS, COMO POR EJEMPLO LA FELICIDAD, QUE AL SER UN ESTADO DEL ALMA, NO ENCUENTRA LAS PALABRAS EN EL DICCIONARIO DE LA MENTE, DEL MUNDO EXTERIOR DE LO MATERIAL.

    LA FELICIDAD SIEMPRE VA CON NOSOTROS, AUN EN LAS DIFICULTADES, Y POR ESO ES TAN COMPLICADA DE SENTIR, DE VER… Y AL IR CON NOSOTROS SIEMPRE, TAMBIEN EVOLUCIONA…

    LA FELICIDAD ES UN ESTADO NATURAL DEL SER. PERO ABANDONAMOS EL SER POR LOS ESTADOS EGOCENTRICOS. EL EGO MANIPULA LA FELICIDAD, Y POR ENDE A NOSOTROS, CONFUNDIENDO TODO EL SENTIDO DE NUESTRA EXISTENCIA.

  2. Mil gracias por encontrarme con este artículo, el cual me hizo llegar a una conclusión , La infelicidad es una enorme insatisfacción, desencanto, y/o disconformidad de lo que la vida te ha dado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s